Si bien, al principio, el violín, es un instrumento  que puede parecer complejo y difícil de empezar a manejar, genera un gran desarrollo auditivo, llegando a desarrollar un oído absoluto, algo muy deseado dentro del mundo de la música.

En nuestras clases iniciamos al alumno de forma correcta en la técnica, la posición de las manos y la correcta postura a la hora de tocar. De esta manera, se evitaran futuros problemas técnicos, de afinación, etc.

 

Aquí vemos a Gayane y Julia en las clases de violín de nuestra escuela.